Meditación Zentimientos

¿Para qué sirve la meditación?

La modernidad se caracteriza, entre otras cosas, por contraponer la ciencia ante la religión y las creencias místicas debido a que no es posible comprobarlas científicamente, al menos no con las herramientas actuales.
Sin embargo muchas de estas creencias fueron razonadas a partir de la observación de la realidad interna y externa que permitió la creación de teorías y razonamientos que dieron origen a cosas como los chacras, los puntos de acupuntura, el control mental, la telepatía, la clarividencia, la salud holística y el taichi por mencionar sólo algunas.
Un error que cometen los científicos es aislar un sistema de su todo y pierden un factor de análisis importante, que es la influencia que el resto de los sistemas tienen hacia él. Los sistemas naturales tienen la capacidad de interactuar con otros, creando sistemas más complejos como la vida.

La física moderna dicta que actualmente no es posible encontrar sistemas aislados en la naturaleza, sin embargo es importante conocer cómo funcionan para intentar comprender un marco más amplio de las cosas.

A lo largo de mi vida he tratado de cultivar una conciencia más amplia y abierta para lograr acercar mi mente racional y mi educación científica a cosas como las antes mencionadas, mi primer carrera – química bacteriológica – me ayudo a entender cómo funcionaba el mundo a nivel microscópico, mientras que la segunda – fisioterapia – me permitió comprender el cuerpo como un sistema.
Pero el cerebro y en especial el funcionamiento de la mente son un secreto casi místico para la gran mayoría de los mortales, sabemos que nos ayuda a percibir el mundo y procesan lo que vemos y sentimos para que podamos elegir una respuesta, pero ¿qué tan seguros estamos de que lo que sentimos y procesamos es claro y correcto?, ¿en verdad nuestras respuestas son algo que nosotros decidimos?
En mi búsqueda por alcanzar la “iluminación”, lo pongo entre comillas porque este concepto varia de persona a persona, me he encontrado con infinidad de métodos y técnicas que nos ayudan a poner la mente en blanco cada uno con fines que suelen ser distintos, de ellos poco a poco iremos hablando.

Para la mayoría de nosotros es muy difícil concebir y mucho menos sentir una mente en paz, una mente en blanco, esto es, reducir al mínimo la actividad que producen ciertas facetas de la cognición mental como el razonamiento, la memoria, la toma de decisiones y el aprendizaje para sólo quedarnos con la atención y en algunos tipos de meditación, con los sentimientos.

¿Y para qué sirve todo esto?
Para empezar, sirve para entrenar tu mente para mantenerla enfocada, una mente enfocada, es más eficiente y resuelve los problemas con una mayor rapidez y eficiencia, así como también puede darnos una mayor atención a nuestro cuerpo y emociones. Si logras esto, tu vida va a cambiar de manera muy profunda pero para obtener cambios profundos se requieren de esfuerzos profundos.
En mi práctica de meditación que habitualmente realizo una ves al día, con una duración de 45 minutos, he encontrado que mi cuerpo y mi mente se han vuelto más eficientes; reduje mi procastinacion gracias a que adquirí más enfoque, mi postura se ha corregido y una postura recta, hace que tu cuerpo responda con mayor eficiencia y eficacia ante los estímulos que recibimos, esto es simple anatomía y fisiología.
Y es que la meditación nos obliga de cierta manera a darnos cuenta de cómo funcionan nuestros procesos mentales, programas que tenemos arraigados y que nos impiden tomar decisiones lógicas y efectivas, por eso yo te invito que a tu búsqueda de bienestar personal incluyas la meditación, existe una amplia variedad que iremos describiendo desde un punto de vista más amplio, del cómo y para qué sirven.
Recuerda que el que domina la mente, lo domina todo.